FING es Noticia - Ingeniería

 
Facultad de Ingeniería
Realiza aquí tu busqueda

Como estudiante de Comunicación Social he escuchado un sinfín de veces el mismo debate: ¿Puede cualquier persona hacer periodismo a nivel profesional? Las posturas alrededor de la pregunta son bastante variadas, pero casi todas las personas en el medio hemos llegado a la misma conclusión: no todo el mundo puede hacer periodismo. La premisa es básica, no basta con saber escribir, hay que saber contar.

Este es el fundamento del proyecto FING es noticia, un espacio participativo que busca brindar herramientas a los y las estudiantes de la Facultad de Ingeniería para que hagan periodismo científico dentro de la Universidad. Teniendo en mente la capacidad narrativa que tenemos todos los seres humanos, se busca nutrir la forma en que los estudiantes están contando las historias. Basados en principios de transparencia, empatía, responsabilidad, veracidad y rigurosidad, se pretende que este grupo comience a hacer periodismo, y cuente sobre los principales hechos dentro de la Facultad de Ingeniería por medio de noticias y reportajes. Hasta el momento, el grupo está conformado por dos estudiantes quienes durante 5 semanas han abordado temas como la construcción de una noticia, el manejo de las fuentes, la realización de una entrevista, y los principios del periodismo científico.

FING es noticia ha sido impulsado desde la Decanatura, siendo un proyecto del Medio Universitario, que cree que las y los estudiantes pueden aportar una perspectiva más cercana y fresca a los hechos importantes. Además, que no hay nadie mejor para contar las historias de la Facultad que las personas que la viven y la sienten.


Ing. Diego Alejandro Muñoz Trujillo
Monitor Decanatura


La ingeniería: Un sustantivo femenino
A lo largo de la historia, las mujeres se han caracterizado por ser luchadoras y soñadoras, sin embargo, debido a la brecha de género hasta hace relativamente poco la palabra ingeniera tomó fuerza como sustantivo descriptivo atribuible a las mujeres y cada vez es mayor el número de ingenieras.

Aunque las primeras manifestaciones de la ingeniería se dieron en la edad antigua, fue hasta 1912 cuando el mundo reconoció oficialmente a la primera ingeniera: Elisa Leonida Zamfirescu originaria de Rumania, quien venía de una familia de ingenieros y luchó incansablemente hasta ser aceptada en la Universidad Técnica de Berlín en 1909. A ella la siguieron varias mujeres, entre ellas Rebeca Uribe Bone que en 1945 se convirtió en la primera ingeniera graduada en Colombia. La primera ingeniera Javeriana fue Gladys Alvarado de Valderrama, quien se graduó de ingeniería civil en 1961 y logró convertirse en la primera Secretaria General del Ministerio de Obras Públicas y Transportes. Otro de sus importantes logros es el haberse convertido en miembro de la Academia Colombiana de Historia de Ingeniería y de las Obras Públicas en 2012, donde hace parte de la junta directiva.  Actualmente en la Javeriana somos alrededor de 6.892 ingenieras orgullosas de poder potencializar al máximo nuestras habilidades. Danna Gabriela Sánchez, estudiante de ingeniería industrial manifiesta que:

La Javeriana es una universidad muy incluyente, nunca me he sentido discriminada o en desventaja por ser mujer, he recibido las herramientas y la ayuda adecuada en los momentos que la he necesitado. Así mismo, me siento en un lugar donde puedo ser quien quiera ser y desarrollar las habilidades de mi interés sin importar el área del énfasis de mi carrera.

Ana Lorena Martin, Coordinadora de Prácticas Profesionales, Relaciones con Egresados y Sector Externo de la Facultad de Ingeniería manifiesta sobre su rol en la ingeniería que:

Desde mi profesión como ingeniera y en el rol profesional en el que actualmente me desempeño, mi aporte a la sociedad, está enfocado a la estructuración de procesos y formación en metodologías para abordar problemas y presentar soluciones a los mismos. De otra parte, por el sector de la economía en la que me desenvuelvo, la educación y mi experiencia que siempre ha sido en este ámbito considero que mi aporte más fuerte a la sociedad a la que pertenezco es el de la enseñanza, es decir, ofrecer a los otros la oportunidad, los conocimientos, las estrategias para establecer procesos que de manera estructurada les permitan aplicar metodológicamente sus habilidades para atender a los desafíos personales y profesionales que la vida les plantea.

Ver artículo completo aquí

Maria Camila Cadena Talero
Estudiante de Ingeniería Industrial

Javerianos unidos durante la contingencia del COVID-19
En marzo de 2020 los estudiantes se sintieron extrañados pero alegres al anunciarse una semana de pausa a las actividades académicas, la contingencia que hoy viven, se veía muy lejana, pero no sabían que en cuestión de semanas su vida como universitarios iba a cambiar radicalmente. Había comenzado la supervivencia, una verdadera prueba de sus capacidades para adaptarse a las nuevas circunstancias.

Para los Javerianos fue difícil en un comienzo pasar de correr del Barón a Básicas a tener que cambiar de zoom a teams, aunque aparentemente represente un menor esfuerzo físico. Todo cambió: la forma en que tomaban apuntes, sus exámenes, sus tiempos y sus ánimos, y lo que más se afectó durante la coyuntura fue su salud mental. Según la revista médica británica The Lancet y Minsalud, fue un tiempo de incremento en niveles de malestar emocional, síntomas de estrés post trauma, depresión y en general niveles mayores de estrés,. La sobre carga hizo sucumbir a muchos los primeros meses, inmersos en un frenesí de trabajos, clases y la necesidad de planear sus vidas de una nueva manera, estaban tan concentrados en adaptar su entorno físico que olvidaron la interacción con el mundo y con ellos mismos.

Para su suerte, como javerianos y como personas, la empatía estuvo presente, sus profesores, que también padecieron las mismas circunstancias, se reinventaron al igual que sus clases, muchos lograron adaptarse con mayor facilidad, otros recurrieron a la ayuda que les proporcionaba la universidad, y comenzaron a soltar tensiones en un entorno que evolucionó, pudieron volver a sus actividades deportivas, a sacar una tarde para no hacer nada y pasar a jugar en la noche among us, y llevar las clases como aprendizaje y no como una lucha, que aunque estén lejos de ser perfectas, sabemos que hacen lo mejor posible por nosotros, los estudiantes.

A pesar de que la cuarentena ya ha acabado oficialmente, el COVID 19 no ha tomado el mismo camino, por eso es importante que sigan cuidándose y cuidando de los demás, de su salud física, mental y emocional.

El Medio Universitario tiene muchas opciones a través de sus 5 Centros, se pueden encontrar actividades culturales, deportivas o de apoyo y asesoría psicológica que se han traslado a la virtualidad, por ejemplo, en Instagram donde se pueden encontrar sus cuentas como
@javerianacaps@deportivopuj@culturajaveriana@identidadycomunidadpuj 
@centropastoralsfj para que la comunidad educativa se agende y sea más llevadero variar su día a día.